AMITY nace con la convicción de que una adecuada gestión de las controversias, es el camino más eficaz de resolver las diferencias de aquellas personas que no desean litigar. En AMITY somos mediadores con una larga, dilatada y exitosa experiencia en Tribunales que tras muchos años viendo las negativas consecuencias que generan los pleitos encontramos en la MEDIACIÓN una solución rápida, eficaz, confidencial, de bajo coste económico y emocional, que lejos de erosionar las relaciones humanas y/o empresariales a menudo las mejora.

En la actual situación de colapso de los Juzgados y la crisis económica, AMITY apuesta por la concordia convencidos de que mediar es la vía previa a la solución de cualquier conflicto y que siempre mejor que un pleito. La necesidad de dar una solución rápida, ágil, económica y sobre todo, confidencial, hace necesario que el ciudadano, las empresas y las instituciones se doten de herramientas alternativas para solventar sus conflictos.

Parece evidente que emplear varios años y un elevado coste económico y emocional en la resolución de un problema no resulta interesante para nadie.

En AMITY recibimos su consulta, efectuamos el análisis del caso para asesorarle sobre la modalidad que sea aconsejable seguir para resolver el conflicto o problema presentado ya sea negociación, mediación, arbitraje o juicio. Somos conscientes de que ciertos problemas no son mediables. Le asistimos y asesoramos con la firme convicción , facilitándole, además, cierto soporte de atención emocional mediante Coaching y Programación Neurolingüística que son  necesarios para afrontar el conflicto con mayores garantías de éxito.

AMITY  ofrece a los mediados una visión global de su conflicto, facilitando la elección de la mejor alternativa para su resolución empleando, para ello, distintas especializaciones y herramientas que posibilitarán la solución integral de la controversia.

Así, AMITY surge del compromiso de sus fundadores en facilitar a los ciudadanos un cauce alternativo y eficaz, evitando, en la medida de lo posible, la judicialización.